Una red de puntos críticos permitirá controlar en tiempo real la calidad del agua mediante el uso de las Nuevas Tecnologías

Una red de puntos críticos permitirá controlar en tiempo real la calidad del agua mediante el uso de las Nuevas Tecnologías

29 Jul 2020

El Ayuntamiento invertirá dos millones de euros en la mejora de la red de abastecimiento de agua potable en los próximos años

El Ayuntamiento de Palma del Río ha comenzado a ejecutar un proyecto de adaptación para la mejora de la gestión y el autoconsumo en la red de abastecimiento de agua potable en la localidad, una iniciativa que se enmarca en la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI), y con la que el consistorio persigue cubrir objetivos como el ahorro energético, la reducción de gases de efecto invernadero y la promoción de energías renovables.

Sobre esta iniciativa, que cuenta con un presupuesto de 413.000 euros cofinanciados al 80 por ciento por la Unión Europea mediante fondos FEDER y tiene un plazo de ejecución de tres meses, la alcaldesa Esperanza Caro de la Barrera ha declarado que “estamos ante un proyecto muy importante porque significa desarrollo sostenible, gestión eficiente de los recursos humanos y smart city. El agua es un servicio básico y por eso esta Corporación va a ejecutar proyectos que están en torno a dos millones de euros durante estos cuatro años. No solo los proyectos EDUSI sino con programas como el PFEA, que está trabajando actualmente en la ETAP y va a empezar a hacerlo también en el segundo tramo de la Avenida Aulio Cornelio para mejorar la red de abastecimiento. También estamos llevando una nueva tubería de once kilómetros al núcleo de Calonge, y en los Planes Provinciales para este bienio se ha solicitado a Diputación la sustitución de la arteria principal de distribución de agua en las avenidas de Santa Ana y Andalucía”.

Caro de la Barrera ha manifestado que “el objetivo número 6 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas establece que hay que garantizar de forma eficiente el abastecimiento de agua a todos los habitantes del planeta. Es un recurso básico y escaso, y nuestra obligación es hacer una gestión eficiente y moderna. Pido disculpas a la ciudadanía porque estas mejoras requieren cortes puntuales de suministro, pero el objetivo lo merece. Hablamos mucho de los daños que está produciendo el cambio climático, pero si no empezamos ya llegaremos tarde. Es el momento de actuar desde lo local y así lo estamos haciendo”.

Por su parte, el concejal de Servicios Públicos, José María Parra, ha explicado que “esta actuación engloba a su vez dos grandes proyectos. Por un lado, aprovechar la caída y los saltos de agua que se encuentran en un depósito ubicado en una cota superior a la de la estación de tratamiento de agua potable (ETAP). Para ello, en las inmediaciones del Puente de Hierro se ha instalado una arqueta en la que se encuentran una serie de válvulas que utilizarán esa fuerza del agua para convertirla en energía y suministrar electricidad al Puente de Hierro. Un segundo proyecto es el de la instalación de catorce puntos críticos de agua. Estarán distribuidos en toda la red, incluidos los núcleos de Mohíno y Calonge, urbanizaciones, polígonos industriales, la propia ETAP y otros. Estos puntos incorporan unos sistemas informáticos que van a recoger en tiempo real una serie de medidas en los reactivos del agua, el cloro, el PH, el manganeso, la presión, el caudal y la turbidez, y con todo ello se conseguirá que la cantidad y la calidad del agua sea la misma en cualquier punto de nuestra localidad”. A este efecto, Parra ha recordado que “hasta hoy, el control de la calidad de agua se venía realizando mediante la toma de muestras a mano, que se traen hasta el laboratorio donde se analizan”.

Categorías: 
Servicios Técnicos
Gabinete de Comunicación y Protocolo

Atrás